Publicado: 10 de Julio de 2018


Gran parte de la energía que utilizamos en nuestro día a día depende de un buen desayuno. La primera comida del día es la más importante para nuestro organismo, ya que necesita ingerir un alimento contundente para hacer frente a todas las actividades matutinas. Mucha gente comete el error de saltarse esta comida o no realizarla de forma apropiada. Un buen desayuno es aquel capaz de aportar un buen contenido en proteínas, hidratos de carbono y vitaminas.  El huevo está considerado como un super-alimento, ya que su consumo aporta un gran número de proteínas y vitaminas.

Sin embargo, el sabor del huevo frito o cocido puede resultar algo fuerte para el paladar en ayunas. Además, su preparación puede ser algo complicada si nos encontramos justos de tiempo, ya que el huevo frito requiere mucho aceite y atención. y el huevo cocido necesita unos 15 minutos para cocinarse. Existe otra forma para cocinar este alimento denominada "huevo pasado por agua" la cual destaca por su sencillez de preparación, y la facilidad para combinarlo con otros nutrientes.

La preparación del huevo pasado por agua es muy sencilla:

-En primer lugar, necesitamos calentar agua en una olla o cazuela hasta que comience a hervir.

-Seguidamente, será necesario añadir el huevo con una pizca de sal. La sal es necesaria para que la cáscara no se quede adherida a la clara.

-Una vez pasados 5 minutos, retiramos el huevo con ayuda de una cuchara y lo ponemos debajo de un grifo con agua fría.

-Para finalizar, cortamos la parte superior de la cáscara con un cuchillo y perforamos con una cuchara pequeña. El huevo ya estará listo para degustar.

Crea tu Desayuno Ideal

Como puedes ver, los huevos pasados por agua son muy fáciles de preparar y son un buen complemento para el desayuno gracias a sus propiedades. Además, se pueden combinar con muchas variantes: Tostadas, Jamón Serrano, Pan con tomate, Café... No vuelvas a quedarte sin desayunar, y disfruta de las propiedades de este super-alimento.